Alemania·Viajes

diez días en los Alpes (2ª parte)

Durante más de una semana hemos estado trabajando duro, resolviendo “case study” sobre problemas interculturales dentro de empresas de todo el mundo. Hemos hecho presentaciones públicas, asistido a charlas-coloquio, realizado juegos para desarrollar habilidades sociales e interculturales e incluso hemos presentado iniciativas para el desarrollo turístico al Ayuntamiento de Sonthofen.

Pero además, hemos tenido tiempo para disfrutar del entorno, de Los Alpes. Realizar actividades al aire libre era una de las grandes atracciones que ofrecía este lugar.

Pudimos hacer rutas caminando por la montaña, disfrutar del maravilloso paisaje, descubrir cascadas, ríos y, en definitiva, un entorno idílico rodeado de picos nevados.

Al llegar a la parte alta del sendero, podíamos ver, a un lado, el valle de Hindelang lleno de prados verdes, vacas, flores amarillas y bonitas casas de madera. Al otro lado, más cumbres, más nieve y más Alpes.

El día que hicimos una ruta hacia la otra parte de la montaña, a las espaldas de Hindelang, nos sorprendió una tormenta, que lejos de asustarnos consiguió hacer la experiencia inolvidable. Totalmente empapados, caminando bajo la lluvia, siguiendo el sendero que serpenteaba junto al río, entre rocas y árboles, descendimos toda la montaña, impregnando nuestras retinas de la belleza del paisaje y respirando el olor a bosque mojado. Fue una sensación indescriptible.

valle de Hindelang
bosque
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s