Viajes

arena y sal en el horizonte

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Relajarse mientras escuchas el mar es uno de los mayores placeres de la vida.

Sentir esa suave brisa en la cara mientras el olor a mar te inunda y te llena de sabor,…

Perder la mirada en el horizonte de sal que se mece de forma hipnótica, al compás que marca una mano invisible bajo el agua.

Cerrar los ojos y tocar con las manos la suave y fina arena, dejar que se deslice entre los dedos de forma lenta y silenciosa. Acompasar tu respiración al compás de las olas, …

Aislarte de todo y de todos en tu maravilloso mundo de arena y sal para llenarte de vida los pulmones y el corazón. Mojar tus pies en el agua, a veces fría, a veces cálida, y sentir el cosquilleo de la arena que se escapa rápida y huidiza, entre los dedos de los pies, para regresar revuelta entre la espuma alborotada.

Sonreír, soñar, disfrutar, relajarse entre arena y sal.

(Este texto es original, si lo reproduces debes citar la fuente)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s