excursiones·Holanda·turismo·Viajes

Paseos guiados por La Haya (recordando)

Ayer fue mi primer día como guía de la ciudad. Para ver cómo se hace y por ser mi primer día fui con otro Greeter, un hombre holandés que habla español. Quedamos en el centro a las 9.30 de la mañana para tomarnos un café antes de recoger a la familia brasileña que teníamos que llevar de ruta. Pusimos mal el despertador así que yo llegué tarde y me quedé sin café y sin desayunar. Elwin, que es cómo se llama el hombre holandés, me esperaba con su coche y fuimos hasta Wateringen. Esta familia brasileña ha hecho un intercambio de casa con una familia holandesa que estos días está en Brasil usando su casa y su coche. Fuimos hasta este pequeño pueblo pegado a La Haya y después de repartirnos en los dos coches volvimos a la ciudad. Yo iba con las dos mujeres, una de ellas hablaba un español bastante bueno, la otra casi nada. La hija, el hijo y la abuela iban en el Mercedes de Elwin. A la entrada de La Haya han construido un edificio de 43 plantas, el más alto de toda la ciudad. Elwin trabaja en hostelería y está haciendo un restaurante en la planta de arriba que tiene unas vistas impresionantes de toda La Haya, Scheveningen, los bosques y hasta se ve Rotterdam al fondo. Así que nos llevó al edificio. Es de viviendas para jóvenes hasta la mitad y el resto apartamentos de lujo. Cuando el restaurante esté acabado, tendrá un sitio panorámico excepcional. Después volvimos a los coches y fuimos hasta el Palacio de la Paz. Allí nos hicimos fotos todos juntos. Seguimos en coche hasta la playa, pasamos por el puerto y de nuevo hasta el centro. Elwin se tenía que ir a una reunión de trabajo así que me pidío que siguiera yo sola. Quedamos en volver a vernos a las 17.00 porque esta familia no sabía volver a su casa. Así que a la una fuimos a comer. Los llevé a Hema porque es barato y además hay variedad de comida. Insistieron en invitarme así que mi bocadillo y mi café lo pagaron ellas. Después de llenar la barriga las llevé a ver el Ayuntamiento, estuvimos dentro y les gustó mucho. Fuimos al Parlamento y entramos al Buinenhof, que es la zona antigua del Parlamento. Les expliqué los orígenes de la ciudad y algunas curiosidades de Holanda. Caminamos junto al lago (Hofvijver) que hay en frente del Parlamento, les enseñé dónde trabaja el Primer Ministro y tras caminar por la plaza que hay a las espaldas del Maurits Museum las llevé a la calle de las tiendas. Entramos al Passage, vimos algunas cervecerías antiguas, la Iglesia más grande la ciudad (Grote Kerk) y el antiguo Ayuntamiento. En el barrio chino les enseñé los haring y también las croquetas que se pueden comprar echando una moneda. Bajamos caminando hasta el canal y después volvimos a Grote Markt, la plaza principal del centro. Allí mientras esperámos a Elwin, que llegó a los pocos minutos, fuimos a comprar al supermercado. Nos despedimos con besos y nos dimos los correos electrónicos. Cuando vaya algún día a Brasil ya tengo guías y casa. Fue una experiencia muy buena y agradable aunque acabé muy cansada de tanto andar. Lo normal son dos horas de recorrido no tantas….ayer fue una excepción. La semana que viene unos españoles han solicitado que yo les guíe, a ver qué tal…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s