Economía·Holanda·Sociedad·turismo·Viajes

Ser holandés (recordando)

Si por algo es conocida Holanda es por su nivel de bienestar social y económico. Ser ciudadano holandés implica una serie de obligaciones económicas que en algunas ocasiones pueden parecer excesivas. Se pagan muchos impuestos y tasas por casi todo. Sin embargo, la otra cara de la moneda son grandes prestaciones sociales.

Esto se traduce en una sociedad con un alto nivel de bienestar social. Existen ayudas para las personas que no tienen empleo, para personas con un salario bajo, para estudiantes, etc. Los municipios tienen una ayuda para el alquiler, de manera que tras estar en lista de espera y acumular puntos según la situación personal de cada uno, al cabo de un año o dos, puedes acceder a una vivienda de alquiler a un precio reducido.

Además, si tus ingresos están por debajo de los mínimos establecidos por el Gobierno, te conceden una ayuda para pagar ese alquiler y para vivir. En Holanda, también los artistas están subvencionados, de forma que puedan expresar su creatividad sin estar preocupados por sus ingresos.

El sistema sanitario holandés exige un seguro médico privado. Sin embargo, esto que puede parecer un sistema poco social, como el de Estados Unidos, sirve para que la gente acuda al médico sólo cuando de verdad lo necesita y todo el mundo tiene cobertura sanitaria porque si no tienes un empleo, el Gobierno te subvenciona.

Todas estas ayudas tienen su parte de obligaciones. La administración controla que de verdad cumples con ellas, que buscas empleo de forma activa, y cualquier cambio en tu situación personal o en el de tu familia tiene que ser notificado. No cumplir las normas, sean cuales sean, supone pagar una multa bastante alta. Si una persona está cobrando el desempleo y encuentra un pequeño empleo no pierde el subsidio como pasa en España, sino que lo sigue recibiendo menos la parte proporcional del sueldo.

De manera que la gente busca empleo de forma activa porque no “teme” perder su dinero del desempleo. Otro aspecto sorprendente del Gobierno holandés y sus ayudas sociales es el caso de la quiebra de los bancos en Islandia. Muchos holandeses tenían dinero en estos bancos que han quebrado y han perdido sus ahorros, pero para mí sorpresa, el Gobierno les ha repuesto ese dinero. En España sólo está asegurado el dinero que tenemos en bancos y cajas españolas, si alguien tiene dinero en el extranjero es bajo su propio riesgo.

Estudiar en Holanda también es más caro que en España. La matrícula, el alojamiento y el transporte suponen un gran gasto, sin embargo existen becas como en todos los sitios y además la Administración te devuelve una parte de tus impuestos porque estás invirtiendo en tu educación y eso desgrava. Aquí los estudiantes deben registrarse en el municipio dónde van a estudiar de forma que cada uno paga sus impuestos municipales, este sistema es totalmente distinto al español.

Aunque al principio de vivir en Holanda, parece que sólo hay que pagar y pagar para todo, hay que reconocer que es uno de los países que tiene más prestaciones y mejor cobertura social del mundo. Y eso se refleja en la calidad de vida. Si eres holandés, nunca estarás desprotegido en cuanto a las coberturas sociales básicas, como la vivienda, la alimentación o incluso la educación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s