Holanda·Sociedad·turismo·Viajes

Cuando lo fácil se convierte en difícil (recordando)

Parece una contradicción pero es lo habitual aquí en Holanda. Cosas que para nosotros son fáciles, rápidas y sencillas, estos holandeses las convierten en un largo y dificultoso proceso. Abrir una cuenta en un banco, cosa rápida e inmediata en cualquier entidad española, aquí se convierte en un largo período de espera.

Primero investigan tus datos, luego te mandan a casa todas las condiciones generales y la tarjeta desactivada. Así que hay que ir al banco y pedir que la activen. En todo este proceso pueden pasar unas tres semanas. Si además solicitas la cuenta on-line o un cambio de dirección, siéntate a esperar tras rellenar su correspondiente formulario.

Tienen un formulario para cada cosa. Para solicitar un médico de cabecera también tienes que seguir el procedimiento. Llamar por teléfono, ver si tiene hueco para un nuevo paciente y esperar para que te admitan. Muchas veces piensas que si acudes en persona agilizas el proceso pero no…incorrecto, porque el procedimiento dice que tienes que llamar o pedir una cita para hacer los trámites.

Se suele decir que la administración holandesa es muy eficaz, y en realidad lo es. En el Ayuntamiento, una gran fila de mesas atiende sin descanso y a buen ritmo a todos los ciudadanos. Si escribes un e-mail pidiendo información o ayuda a cualquier institución, recibes respuesta casi inmediata. Lo mismo ocurre con las ofertas de empleo, en España puedes mandar miles de correos electrónicos sin que te contesten. Aquí lo normal es recibir una respuesta a los pocos días.

Siguiendo con las cosas difíciles, en las estaciones de tren hay unas máquinas automáticas para sacar el billete. Dos tickets de ida y vuelta sin descuento para Ámsterdam…19 euros. Vale. ¿Llevas 20 euros en monedas? porque la máquina sólo acepta monedas. Nos vamos a la taquilla. Allí pagamos un euro más porque pagas recargo por no sacarlos en la máquina…increíble. Eso si, los trenes funcionan con asombrosa puntualidad.

¿Y viajar en tranvía o en autobús? Para ellos hay un bono que necesita un libro de instrucciones para que sepas cómo usarlo. El bono en cuestión, tienes que marcarlo una vez por subir y otra según a dónde vayas. Tienes que saber que la ciudad está dividida por zonas y que por cada zona tienes que picar una banda. Osea que para viajar dentro de una zona picas dos, y para viajar por dos zonas picas tres…y así. Pero, ¿quién te explica esto el primer día? Nosotros hemos viajado casi dos semanas picando mal el bono y otra semana con un bono especial para estudiantes que no podemos usar porque no tenemos el carnet de estudiante. Y menos mal, porque si te pillan la multa es de unos 37 euros.

Pero el colmo en lo que a transportes se refiere es el metro de Rotterdam. Con dos líneas y tan complicado todo. Te hacen comprar una tarjeta para dos horas de viaje. Cada vez que entras o sales de una de las vías tienes que activar y desactivar esa tarjeta y si se te olvida, el tiempo sigue corriendo y se bloquea. Con lo sencillo que es vender un ticket de papel que sirva para cualquier hora…

Y si lo que intentas es llamar por teléfono desde una cabina, échale paciencia porque son de tarjeta. Sólo hay cerca de las estaciones o en sitios puntales y tienes que comprar esa tarjeta en un sitio específico, no en cualquier estanco o quiosco.

NS-trein

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s