descubriendo Asturias

He decidido crear una página exclusivamente para hablar de mis andanzas y aventuras por tierras asturianas. En un recorrido de casi dos años que me ha adentrado en una región maravillosa con mucho que ofrecer que me recibió en septiembre de 2009 con los brazos abiertos y de la que no consigo despedirme del todo porque la llevo en el corazón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Asturias es tierra de contrastes

Entre las tonalidades verdes de valles y montañas y los azules intensos del Mar Cantábrico que baña sus abruptas costas y sus paradisíacas playas.

Es un magnífico lugar para descansar y descubrir antiguas tradiciones, que te permite disfrutar de un paisaje único, lleno de naturaleza, tradición y buena gastronomía, donde la sidra es la anfitriona en cada mesa. Su rica gastronomía ofrece deliciosos manjares al visitante, siendo famosa la fabada, los distintos quesos con Denominación de Origen Protegida (Cabrales, Casín, Afuega´l pitu y Gamoneu) y sus postres caseros.

Además, los amantes de las actividades al aire libre encuentran en esta región un amplio abanico de posibilidades, desde realizar el descenso del río Sella en canoa, hacer rutas a caballo, senderismo, esquiar, navegar, hasta escalada de alta montaña por el Parque Nacional de Picos de Europa. Tanto si vienes con los amigos o con la familia, hay una actividad adecuada para ti.

Si buscas disfrutar de un entorno más urbano y dinámico, las ciudades de Avilés, Oviedo y Gijón cuentan con una amplia oferta de ocio, así como la posibilidad de disfrutar de verdaderas joyas arquitectónicas de la época prerrománica en un excelente estado de conservación.

El Prerrománico asturiano, cuya arquitectura altomedieval presume de ser la más completa y homogénea de todo el Occidente europeo, cuenta con seis monumentos Patrimonio Mundial por la UNESCO: Santa Cristina de Lena, Santa María de Naranco, San Miguel de Lillo, Santullano, la Foncalada y la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo.

Bienvenidos a Asturias

Llevo en el Principado de Asturias ya un mes. Parece mentira, qué rápido pasa el tiempo, si hace nada estaba en tierras holandesas comiendo croquetas y arenques, jejejeje. El paisaje sigue siendo muy verde pero aquí las montañas te rodean acercándote al mar Cantábrico. El clima de momento es bueno, aunque promete ser lluvioso y gris como en Holanda. Es lo que tiene vivir en el norte. Pero el paisaje es precioso, aún no he visitado casi nada de Asturias pero ya iré poco a poco descubriendo este paraíso interior. Tiene gracia, con las ganas que siempre he tenido de visitar Asturias y ahora vivo aquí, ¿quién me lo iba a decir?. Además, en el máster hay programadas actividades y visitas a zonas turísticas así que yo aprovecharé para ver cosas. Gijón es una ciudad bonita, sobre todo la zona de Cimadevilla, que es el casco histórico. Tiene la fantástica playa de San Lorenzo y otras dos playas más que son artificiales. Como la mayoría de las ciudades del norte, está muy cuidada. Tiene muchos parques y zonas verdes, amplias calles peatonales de tiendas, carril bici por muchos sitios y un montón de sidrerías. Eso que no falte por estas tierras. La Universidad Laboral, donde estudio yo, se encuentra a las afueras, pasado el estadio del Sporting de Gijón (que está en primera división). Alrededor hay zonas de campo y un montón de casitas esparcidas por las lomas verdes. Justo enfrente de la Universidad está el Parque Tecnológico y el Jardín Botánico. A pesar de que hay algunos barrios a los que no he ido, la ciudad no es muy grande y moverse por ella es bastante fácil. Aunque la primera vez Suzan y yo estábamos muy perdidas jejeje. De todas formas, ayuda mucho el carácter amable y abierto de los asturianos, que al contrario de lo que nos pareció la primera vez, te ayudan en todo. Su particular forma de hablar hace que te resulte gente muy cariñosa. Te dicen: vida, sin conocerte. Como en Sevilla mi alma. jejeje. Y utilizan mucho los diminutivos que los hacen acabados en in o ina. Por ejemplo, quieres una bolsina? o le compré un pantalonin azulin y marronin (estó lo oí en una conversación en el autobús), hay que reconocer que al principio cuesta entenderles y choca, pero suena muy dulce y cariñoso. Y ahora por las mañanas, en la facultad, desayuno café con un pincho (bocadillo pequeñito). Ah! y los niños aquí son guajes, como el guaje Villa que es de aquí jejejeje. Por último, en lugar de decir “el tío ese….” dicen el paisano…o la paisana. Al final acabaré hablando yo también así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s